LA WEB CORRECTA PUEDE CAMBIARLO TODO 

5 pautas fáciles para escribir los textos de tu web

Aprende hoy en 5 pasos a escribir los textos en tu web que te harán más interesantes para tus clientes potenciales.

Si eres dueño de una pequeña empresa o eres un freelance y lo que quieres es lograr conectar con más personas que puedan ser tus clientes, tienes que exprimir al máximo tu página web y no usarla como un simple muestrario de fotos y textos anodinos.

Hoy quiero enseñarte 5 pasos que te ayudarán a plantear tu web como algo más que un catálogo o un folleto, y es usando técnicas de Copywriter para crear textos motivadores. 

1. Usa lenguaje claro y conciso que tu cliente pueda entender

Tu sitio  web no es tu una tesis doctoral.

Olvídate de escribir textos llenos de tecnicismos o párrafos rocambolescos y eternos.

La lectura onlines es “imposible” y la mayoría de las visitas lo que hace es “escanear” la web, así que olvídate de las estructuras clásicas de los catálogos de empresa para pensar en el medio online que te encuentras.

Muchos van a ver tu web desde el móvil o el Tablet, en un momento de escasa concentración.

NO caigas en el error de usar un lenguaje técnico que solamente entiende el que es profesional de tu sector, porque ese no es tu cliente ideal, ese que entiende el lenguaje con tecnicismos seguramente es tu competencia y no es al que quieres llegar.

No pierdas nunca de vista que a quien quieres comunicar para serle interesante es alguien que tiene un problema o anhelo y busca resolverlo, no busca hacerse un master de características. 

2. Ponte un objetivo por sección y pónselo fácil

Ni se te ocurra hacerle pensar a una visita.

Como hemos dicho antes la navegación está saturada, y la gente escanea.

Evita confundir y dispersar a quien está en tu web, la idea es que concentre solo en una acción cada sección o página de tu web.

Por ejemplo:

  • la “home” tiene el objetivo único de captar el email de la visita,
  • la página de venta de un servicio o producto puede ser que “solicite muestra” , “reserva plaza”, “compra ahora”

Las llamadas a la acción deben ser muy concretas y es mejor ponerlas en botones, que al clickar nos llevan a un página específica con el contenido estructurado con otro objetivo.

Ejemplo de llamadas a la acción:

Entra aquí /  Continua leyendo / Descúbrelo  aquí / Aprende / Compra

3. Simplifica los títulos y hazlos jugosos para atraer a quien tú quieres

Usa los títulos para transmitir mensajes sencillos de leer

El objetivo es que al escanear los títulos sean suficiente para transmitir un mensaje fácil de entender y que cree la motivación o curiosidad para leer más.

Tus títulos deben parecerse más a titulares de revistas que a un manual de instrucciones.

Cuando estamos inquietos y buscando algo , cualquier cosa que nos dé una pista de la solución a nuestro problema nos hace saltar una alarma y dirigir la atención a ese espacio, aprovéchalo con los títulos y consigue que se queden en tu web y lean más, hasta llegar a la “llamada a la acción” que les has preparado.

Existen fórmulas para titulares que reconocerás:

  • Los Cómo: “Cómo (hacer/conseguir/lograr) algo X…”
  • Las Listas: “Xn Formas de (hacer algo)”
  • Preguntas: “¿Te gustaría (tener/hacer/consguir) x…”

Este tema da para mucho. Más adelante abordaremos los titulares en otro post. Lo prometo. 

4. Usa las imágenes para reforzar el mensaje y transmitir con elegancia

En tu web las imágenes son útiles para aligerar el diseño y para apoyar los mensajes transmitiendo con elegancia sensaciones y emociones que queremos destacar.

Las imágenes con personas satisfechas y felices, experimentando o disfrutando de tus productos o servicios hacen que se empatice directamente con el deseo ya cumplido de otros.

Despertar el inconsciente “yo también quiero”

Las imágenes apoyan también el estilo limpio y coporativo, por eso deben ser de buena calidad y con intención.

Las imágenes no van solas, van acompañadas de textos escritos y de llamadas a la acción. 

5. Encuentra tu voz y tu estilo real de comunicación con coherencia

Da igual que seas un freelance o una gran empresa, tienes que encontrar tu propia voz, es decir, tu estilo de comunicación.

Puedes ser una empresa muy formal, pero eso no significa que tengas que escribir en tono institucional, porque lo que haces es marcar una distancia. Se puede hablar con respeto sin ser lejano.

Otras empresas tienen una comunicación más cercana, con un estilo más coloquial, más de “tu a tu”.

Tu estilo de comunicación depende de la imagen de marca que quieres transmitir y debe ser coherente, no sea que vayas de “superhappy” y cuando te llaman al teléfono constestan con una formalidad “inesperada”:

  • “-El señor X en estos momentos está reunido con dirección… “

Seas una empresa o un freelance, tienes que encontrar tu voz, tu estilo en la comunicación.

Un truco para encontrar tu estilo es crea una lista con 10 adjetivos que describan lo que quieres que transmita tu marca y piensa en como diría esto mismo tu público objetivo.

Por ejemplo, un abogado penalista : serio, comprometido, experto, integro, inteligente, práctico, tenaz, respetado, respetuoso…

Entonces su voz debe transmitir esa seriedad y compromiso, de forma cercana y mostrando su experiencia con casos de éxito para motivar al posible cliente, esa sensación de :

“sé muy bien lo que hago y conmigo estarás en buenas manos”.

Como ves, he puesto un ejemplo complicado, porque en casos penales, los clientes tienen problemas serios y necesitan mucha seguridad en esos momentos.

Estas 5 pautas son básicas para tu comunicación corporativa , son aplicables a más espacios que la web de tu empresa

La clave que quiero que entiendas que esto no va de tu empresa, va de tu cliente.

Si tienes un negocio tienes que tomarte el interés de querer vender,  y para eso empieza trabajando los textos de tu web de empresa pensando en tu cliente y no en tu empresa, se trata de ellos, no de ti.

Antes de crear tu web:

  • Empieza siempre por pensar en tu cliente ideal para ponérselo fácil.
  • Tómate el interés y el respeto de atenderlo como se merece
  • Todas las compras son emocionales y se justifican con la razón

¡Feliz día!

Patricia Núñez de Destakate.com

Comenta o pregunta en los comentarios, ¿de qué es tu empresa?